Mientras se produce un debate sobre el conflicto laboral sanitario por las lucha que sostienen los grupos C, D y E en reclamación de mejoras salariales, un grupo de trabajadores se introducen en el Parlamento y ocupan el espacio reservado a los invitados. Los manifestantes visten camisas con la inscripción de «Por un salario digno y ondean banderas de Intersindical Canaria mientras increpan a la Consejera de Sanidad. Mª del Mar Julios. Ese mismo día por la tarde, un numeroso grupo de sanitarios vuelven a protestar a la entrada del parlamento, siendo interceptados por una barrera policial, produciéndose forcejeos y empujones entre los manifestantes y los agentes.