El Sindicato Obrero Canario (SOC), advierte públicamente de los riesgos que conlleva la integración del Hospital Universitario de Canarias en el Servicio Canario de Salud, contrariamente a la posición que defienden la administración sanitaria, el Cabildo y los demás sindicatos en el centro de trabajo (UGT, CC.OO CEMSATSE y USO). La inexistencia de garantías para la consolidación de los derechos laborales de los 2.500 trabajadores y la insuficiente financiación con la que cubrir las demandas asistenciales del centro, son las razones esgrimidas por el sindicato nacionalista para su oposición a la plena integración del HUC en la red pública sanitaria.