La demanda de un plan de empleo que posibilite la fijeza de los cerca de 6 mil trabajadores de todas las categorías del Servicio Canario de Salud, motiva la convocatoria de una huelga. El 29 de diciembre, los trabajadores volverían a reivindicar la estabilidad laboral manifestándose por varias calles de Santa Cruz de Tenerife.