Confirmando su alto nivel reivindicativo y tras la ruptura, dos semanas antes, de las negociaciones del Convenio Colectivo, los cuatro hospitales dependientes del Cabildo en la isla de Tenerife van a la huelga tras la convocatoria realizada por el Sindicato Obrero Canario (SOC), CC.OO y UGT. El paro al que estaban convocados unos 2500 trabajadores registró un seguimientos prácticamente total, y estuvo acompañado de una manifestación de trabajadores que ese mismo día se concentraron frente al Cabildo que reclamaban la equiparación salarial a los trabajadores de la Seguridad Social y derechos y garantías sindicales. El grupo de gobierno de la corporación ATI estaba presidido por Adán Martín. Días después se alcanzaba un principio de acuerdo.