Una concentración de protesta de médicos sin plaza se desarrolló en la sede de la Gerencia de Primaria en Tenerife reclamando estabilidad laboral y considerando inapropiada e injusta los pesos en valoración dando a la experiencia profesional, motivo por el que coreaban «La oposición ya no es una solución». Con lemas como «La oposición ya no es la solución», los trabajadores también pedían una modificación en los baremos para la confección de las listas de contrataciones y un pacto de estabilidad para los sustitutos e interinos de la sanidad pública. La protesta fue promovida por Intersindical Canaria y CSIF.