En el centro sanitario gestionado entonces por el Cabildo, el sindicato Comisiones Obreras logra el liderazgo al  sumar 8 delegados sindicales, le siguen en sentido descendente, el SOC (Sindicato Obrero Canario) con 7, SATSE con 3, UGT con CC.OO y un independiente. Es la primera ocasión que el SOC se presenta en el Hospital, y lo hace tras la dura represión sindical sufrida en el centro de trabajo que motivó el despido de una parte del Comité de Empresa integrado por dos candidaturas independientes,  una conservadora y otra progresista)