Los presidentes del Gobierno y del Cabildo (Adán Martín u Merchior), acompañados de sus respectivos consejeros de Sanidad (Rafael Díaz y Bermúdez), aseguraran en una reunión con los alcaldes del Sur de Tenerife que la instalación sanitaria estaría concluida a finales del año de 2006, quedando así atendidas las necesidades de los habitantes de esos municipios. Era este uno más de los múltiples plazos dados por el gobierno para una infraestructura aún sin concluir.