La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP), Medicus Mundi, y otras 114 organizaciones sociales entre las que se encuentra INTERSINDICAL CANARIA, unen esfuerzos y trabajo en defensa de la Atención Primaria para superar la situación crítica por la que atraviesa este pilar básico del sistema público de salud. Asimismo, anuncian una gran movilización estatal que tendrá lugar en Madrid el próximo 27 de marzo en defensa de la Atención Primaria.

Estas entidades, junto a más de un centenar de organizaciones sociales, unen esfuerzos y trabajo en defensa de la Atención Primaria y anuncian una nueva movilización a nivel estatal el próximo 27 de marzo para salvar este pilar básico del sistema público de salud de la actual crisis que atraviesa.

El País canario mantiene, a pesar de actual ejecutivo autodenominado “progresista” (PSOE-Podemos.NC), similares o peores indicadores en materia sanitaria, empujando a Canarias a los últimos puestos de cola de los territorios del Estado español. A las más largas listas de espera, se suman peor inversión global en el sistema sanitario, incluida en Atención Primaria, acompañado del menor número de profesionales sanitarios por habitante.

Entre las propuestas en materia de financiación y necesidades de personal de las organizaciones convocantes, destacan:

Recuperar lo recortado en los últimos años, incrementando el presupuesto, hasta el 25% del total, aumentando un 10% el porcentaje dedicado a la Atención Primaria. En este sentido, habría que tener en cuenta la gran variabilidad entre Comunidades, de manera que no se prime a aquellas que han decidido destinar menos dinero, ni se penalice a quienes destinan más; por ello se precisa que el esfuerzo presupuestario sea distinto en cada Comunidad y se reparta entre el Gobierno central y las Comunidades. Para ello, la necesaria inversión suplementaria debería repartirse entre las Comunidades y el Gobierno, al 50%, en las primeras de manera proporcionalmente inversa al dinero que actualmente dedican y en el Gobierno teniendo en cuenta la población de cada una de las CCAA. *Véase tablas al final del documento.

En cuanto a los fondos necesarios, las Comunidades deben de cambiar las prioridades de gasto y/o incrementar la recaudación de recursos propios (por ejemplo, la desaparición de los impuestos de sucesiones y patrimonio y las rebajas del IRPF). En el caso del Gobierno central existen los 1.088 millones de euros presupuestados y no gastados en 2021 para Atención Primaria, y los fondos europeos, además de la posibilidad de aprobar una partida extra para reforzar la Sanidad Pública.

Todo ello permitiría incrementar el actual número de profesionales de Atención Primaria, unos 8.000 profesionales de la Medicina y 15.000 profesionales de Enfermería, que nos acercarían a las medias de los países de nuestro entorno y que serían necesarios para garantizar unos centros de salud abiertos, accesibles, que den prioridad a las consultas presenciales y próximos a toda la población y sin listas de espera. Sin olvidar un incremento de al menos 5.000 profesionales administrativos para las unidades de atención al paciente de los centros de salud y de la necesaria incorporación de nuevos profesionales a los equipos (Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Matronas, Salud Mental, Logopedia, Atención Temprana, Farmacología Clínica…), ahora sólo accesibles por derivación externa, y con inauditas demoras