Hospital Universitario de Canarias

///Hospital Universitario de Canarias
Hospital Universitario de Canarias2016-11-17T18:10:10+00:00

Nuestro Hospital

El Hospital Universitario de Canarias (HUC) es un centro hospitalario público dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, situado en Tenerife, con 761 camas instaladas y más de 3.000 trabajadores que da respuesta a las necesidades sanitarias de nivel especializado a la población del área norte de la isla y, como hospital de referencia, a la población de La Palma de acuerdo a su cartera de servicios.

Contactar con la Sección Sindical

Carretera General La Cuesta-Taco,Ofra s/n
Tlf. / Fax: 922 678 047
E-mail: intersindicalcanariahuc@hotmail.es

Documentos relevantes

Aquí encontrarás documentación de utilidad para tu centro de trabajo

Noticias del HUC

La situación del Universitario de Canarias lleva a Intersindical a convocar un encuentro de alcaldes del área asistencial, integrada por 600 mil habitantes

Teniendo en cuenta la extrema gravedad de la situación del Hospital Universitario de Canarias y ante la ausencia de expectativas respecto a que esta Administración corrija su comportamiento, Intersindical Canaria, además de promover con los grupos políticos el debate parlamentario, ha convocado una reunión de Alcaldes y presidentes del Cabildo de los municipios e Islas que se encuentran en el Área de Salud que tiene al HUC como centro de referencia de tercer nivel, prevista para el mes de octubre, en el objetivo de analizar, consensuar y exigir vías de solución efectivas que acaben con la discriminación sobre la población de referencia y los trabajadores.

Las deficiencias que presenta el HUC, más acusadas y numerosas que las que afectan al conjunto de la Sanidad Pública Canaria, son fruto del proceso sostenido de desmantelamiento que se aplica sobre este centro de trabajo y la ciudadanía de su área de influencia, tanto presupuestaria como en cuanto a dotación de medios humanos y materiales, por parte del Gobierno de Canarias y su Consejería de Sanidad. Hay que recordar que el HUC, es el centro de tercer nivel de referencia para el Área Norte de Tenerife y la isla de La Palma, dando atención Sanitaria a una población de más de 600.000 habitantes.

La defensa por parte del Consejero de Sanidad, de los “esfuerzos” realizados, constituye una falacia y carece de total credibilidad ya que expone una situación ficticia laboral y asistencial. Lo cierto es, que el centro cuenta con las plantillas peor dotadas, déficit en prioridad número uno para corregir, (unos 600 trabajadores de todas las categorías profesionales por debajo de la ratio, para una población similar, de otros hospitales de tercer nivel de Canarias), debiéndose, en estos momentos más de 88.000 horas que los trabajadores han tenido que realizar de más, para mantener los servicios mínimamente cubiertos. En cuanto a instalaciones y a infraestructuras, están pendientes de acometer la práctica totalidad de las obras y en cuanto a equipamiento la dinámica habitual es la obsolescencia. Lógicamente, estos factores condicionan las peores Listas de Espera y una merma considerable en la calidad en la asistencia sanitaria a la población.

Por otra parte, las manifestaciones en el sentido que se han dado trescientos contratos, cuando lo que se ha hecho es pseudo estabilizar la plantilla de los trabajadores en precario, siendo cero el número de nuevas plazas, con una Oferta Pública de Empleo del año 2007 pendiente de resolver y un Convenio Colectivo que está pendiente de ser ratificado por el Gobierno Canario desde hace cuatro años, nos invita a rememorar  el mismo ejercicio de funambulismo lingüístico que utiliza esta Consejería cuando afirma que las Listas de Espera han bajado.

En La Laguna, 01 de octubre de 2018.

martes, 2 octubre, 2018|Categories: HUC, Tenerife|

El HUC pionero en la recuperación de pacientes con prótesis de cadera

El servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC) aplica desde hace un año el protocolo ‘fast track’ en pacientes con artroplastia de cadera que precisa de intervención quirúrgica y que ya ha empezado a desarrollar para prótesis de rodilla.

Este programa, que se aplicó de forma pionera en las islas, ha permitido una recuperación funcional de los ochenta pacientes intervenidos mucho más rápida, fundamentalmente por su participación activa en la misma. Además, este programa reduce la estancia hospitalaria, disminuye la necesidad de transfusiones y aumenta la satisfacción del paciente y de los profesionales.

La estancia del paciente en el hospital se ha reducido de siete a cuatro días, lo que supone mayor confort para el paciente y una mayor disponibilidad de camas para otros que necesitan ser ingresados, lo que permite optimizar los recursos de esta especialidad.

Formación previa a la operación

Esto ha sido posible, en parte, gracias a la creación de un Aula de Pacientes donde, de forma previa a su cirugía, éstos reciben información a través de clases dirigidas por un fisioterapeuta, una enfermera y un traumatólogo.

El objetivo de esta formación es que los pacientes, que pueden venir acompañados por un familiar, superen los miedos iniciales. Los profesionales explican en qué consiste la cirugía y se enseña una tabla de ejercicios para alcanzar un mejor tono muscular y mayor destreza dos semanas antes de someterse a la cirugía de cadera.

“Con un paciente motivado la evolución es mucho más rápida y la estancia hospitalaria se reduce a la mitad: en dos o tres días pueden volver a casa de forma autónoma, con muletas o incluso sin ellas, pero caminando solos, en perfectas condiciones y sin dolor”, indica el doctor José Luis Pais Brito, jefe del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del centro hospitalario

viernes, 3 agosto, 2018|Categories: HUC|

La gerencia del HUC, restringe en cantidad y calidad la comida de los trabajadores

Dicen que soplan nuevos aires, que lo peor de “la crisis” ya ha pasado…No en el Hospital Universitario de Canarias, donde, como producto de la más nefasta gestión que se recuerda a lo largo de la historia, las andanadas de recortes se siguen sucediendo. No les basta con que los ratios de personal sean inferiores al conjunto del Servicio Canario de la Salud, ni con tener las plantillas, por ende, más sobrecargadas, con los peores recursos materiales, las mayores Listas de Espera. En fin, ahora recortan lo más básico: la alimentación del personal.

Es importante decir que el Servicio de Comedor del personal es un derecho laboral reconocido en Convenio Colectivo (art. 25) como la subvención del 50% del menú con dinero de todos, corriendo el otro 50% a cargo del propio trabajador, (3,10€ unidad, con una recaudación mensual en torno a 36.000€) y del cual, en la actualidad hacen uso unos 400 trabajadores diarios, la mayoría de ellos soportando guardias de 24 horas o sujetos a turnos de 12 horas, siendo este Servicio es su única opción para poder alimentarse durante las prolongadas jornadas laborales.

Ahora, de manera sorpresiva y sin los adecuados cauces de información a la Representación Sindical,  la Dirección Gerencia, pasa a ofertar un solo menú, donde no se dispondrá de dietas especiales para alergias e intolerancias alimentarias, “salvo previa presentación de justificante del especialista”, por parte del trabajador. Esto vulnera claramente la legislación vigente en la materia y hace suponer que, ni pacientes ni trabajadores, disponen de las obligatorias cartas de alérgenos.

Este nuevo recorte de derechos es la burda manera que esta Gerencia utiliza, según sus afirmaciones, para reducir la sobrecarga de trabajo que recae sobre el personal del Servicio de Cocina, otro sinsentido en este modelo de gestión a la deriva, que mantiene e impulsa las deficiencias del Servicio Público para desmantelarlo progresivamente. La opción correcta sería dimensionar la plantilla, ya en estos momentos ciertamente sobrecargada, con la contratación de más efectivos, para dar salida a la sobreactividad y dejar de hacer guiños a la privatización del Servicio al no dejar a los trabajadores otra opción que recurrir a las concesiones de las cafeterías para garantizar el sustento. Aunque otra opción, más correcta aún, sería dejar paso a otras personas más leales con la “cosa pública y los derechos laborales”

Desde Intersindical Canaria, expresamos el más enérgico rechazo a la medida y abogamos  porque se vuelva a la situación anterior, ciertamente mejorable, con la adecuada dotación de personal.

En La Laguna, 17 de julio de 2018

Juan Carlos Chinea Méndez

Representante Sindical

martes, 17 julio, 2018|Categories: HUC|

Acuerdo en el servicio de radiodiagnóstico del Hospital Universitario de Canarias

Tras un tenso proceso negociador, en un conflicto que comenzó el día 23 de marzo al darse registro a un preaviso de Huelga ante el SEMAC, se ha alcanzado un acuerdo entre la Administración y el Comité de Huelga sobre aspectos relativos a la dotación y organización del Servicio de Radiodiagnóstico y mejoras en las plantillas de Técnicos Especialistas para adaptarlas a las cargas de trabajo reales y a la jornada laboral legalmente establecida, mediante el incremento de efectivos, situación que repercutirá de manera positiva en la calidad de la atención recibida por el usuario junto con otros avances relacionadas con la renovación de determinado aparataje obsoleto.

En este proceso han participado los Técnicos Especialistas en Radiodiagnóstico adscritos a los Servicios de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario de Canarias y su área de referencia: Rayos Central, Rayos de Urgencias, Escáner, Resonancia Magnética, Angiorradiología, Escopia de Quirófano Central y Quirófano de CMA, Densitómetro, Física Médica, CAE de La Laguna, CAE Puerto de la Cruz y Hospital de Icod, siempre tratando de abordar, finalmente con éxito y mediante el uso combinado de presión-negociación, una problemática que afecta al conjunto del Área Norte de la isla de Tenerife, que presta asistencia a más de 600.000 habitantes, infradotada en cuanto a número de trabajadores, siendo estos ciudadanos sufridores además de un aparataje obsoleto para pruebas diagnósticas tan sensibles como las radiológicas, de cuya fiabilidad puede depender la supervivencia del paciente.

La escases de personal, el incremento de la presión asistencial, el deterioro y falta de mantenimiento del aparataje y material, fueron los principales aspectos reivindicativos ya que hacían inviable el desarrollo de la actividad laboral en unas condiciones mínimamente dignas y la prestación de un servicio asistencial de calidad para el usuario que junto con problemas organizativos sufre la masificación en la realización de las pruebas complementarias  con la consiguiente Lista de Espera.

Desde Intersindical Canaria, valoramos en positivo este acuerdo, tanto desde el punto de vista laboral como asistencial y que, finalmente, tuvo que ser rubricado por la Dirección del Servicio Canario de Salud al ser obstaculizado el alcance del mismo por la Gerencia del HUC hasta el último momento.

La Laguna, a 18 de mayo de 2018.

Abel Ramos Negrín.

Delegado Sindical

miércoles, 23 mayo, 2018|Categories: HUC, Intersindical Informa, Tenerife|

La carga de trabajo y la escasez de recursos disparan la siniestralidad laboral y los fracasos asistenciales

Nadie puede dudar a estas alturas, que existe una relación directa entre los insostenibles niveles de sobrecarga asistencial que sufren los trabajadores del HUC y la siniestralidad laboral, que en las últimas semanas, parece haber alcanzado un verdadero auge sin que hayan sido oficialmente informados los representantes de los trabajadores. No hablamos de lo cotidiano, ya de por si vergonzoso, sino de incremento en el número y severidad de agresiones y accidentes en las formas más graves, que tienen que ver con situaciones en las que el riesgo estaba detectado y por negligencia de la Administración, bien por no haber cumplido los requerimientos de la Inspección de Trabajo o contado con su servicio de prevención propio y haber dimensionado acorde a la legalidad vigente los puestos de trabajo, bien por no mantener la clausura de determinadas máquinas, han llevado a los trabajadores a situaciones de riesgo vital, materializado ahora en forma de lesiones invalidantes y permanentes.

Y es que, cuando se trata de “almacenar pacientes”, para que no se vean feos en los pasillos de los Servicios de Urgencias, o de sacar trabajo a “cualquier precio” y sin recursos suficientes, para las direcciones del HUC y del SCS todo vale. Seguir y seguir habilitando arbitrariamente nuevos espacios de trabajo, sin molestarse en comprobar si cumplen con la normativa, asumidos por el mismo número de trabajadores sin valorar riesgos ni sobrecargas. ¿Es esa la forma correcta de gestionar un Servicio Público?

Uno de los siniestros más graves, es consecuencia y tiene relación directa con la idea de “doblar camas” en el Área de Hospitalización, en las habitaciones del Hospital de Icod; Trabajador que sufre un atrapamiento por la falta de espacio y que, como en numerosísimas ocasiones es desatendido por la nefasta mutua MAC, de la cual, por negligente, esta organización ha solicitado, incluso a través de la vía judicial, la desvinculación, produciéndose la pérdida de un miembro inferior. La misma situación de improvisación que afecta en estos momentos al incremento de número de camas en los Servicios de Urgencias, pasillos, etc. Como ya hemos dicho, sin estudiar previamente si las dimensiones del puesto de trabajo son las reglamentarias,  por no hablar, claro está, del confort de los pacientes. Y es que la improvisación en la gestión de los recursos suele ir acompañada, tanto de fracasos asistenciales como de graves accidentes laborales.

En el Servicio de Mantenimiento, con la máquina denominada “Universal” de Carpintería, en un periodo de un mes y medio se producen dos accidentes graves con amputación de falanges. Todo ello, cuando desde hace más de un año, tras producirse otro siniestro, ya se habían dictado las recomendaciones del Servicio de Prevención de Riesgos laborales para, o bien sustituir la máquina, o adaptarla a la nueva normativa. Nuevamente caso omiso de la dirección a las recomendaciones de los delegados de prevención y de su propio Servicio de Prevención. Por añadir más datos, existe un requerimiento de la Inspección de Trabajo, una vez más a instancias de las denuncias presentadas por Intersindical Canaria que indica, que las camas deben ser trasladadas por dos personas. A día de hoy, se suceden en demasía las lesiones y bajas por accidente laboral causadas por no cumplirse este requisito.

Y es que, insistimos, la negligencia de la dirección, tanto del HUC como del SCS, por acción u omisión recae con sus efectos negativos sobre la salud y la vida de los trabajadores que, sometidos a sobrecarga asistencial y laboral fruto de los sucesivos y mantenidos recortes de plantilla y merced a los reiterados incumplimientos de los requerimientos de la Inspección de Trabajo y a la incompetencia de una nefasta Mutua de Accidentes de Trabajo, convierte la actividad profesional diaria de este centro de trabajo en una auténtica situación de riesgo.

              Tenerife, 27 de febrero de 2018                             Sección Sindical del Hospital Universitario de Canarias

miércoles, 28 febrero, 2018|Categories: HUC|