Hospital Universitario Ntra. Sra. de la Candelaria

Hospital Universitario Ntra. Sra. de la Candelaria2016-11-17T18:10:09+00:00

Nuestro Hospital

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC) se encuentra situado en Santa Cruz de Tenerife, capital de la isla de Tenerife. Está adscrito a la red de hospitales públicos del Servicio Canario de la Salud y, presta asistencia ambulatoria, hospitalaria y a domicilio a la población tinerfeña, así como a ciudadanos de El Hierro, La Gomera y La Palma en aquellas especialidades no existentes en su área sanitaria.

Contactar con la Sección Sindical

Sección Sindical HUNSC y Gerencia Atención primaria
Servicio Canario de la Salud

Ctra. Gral. del Rosario 145, 38010 Santa Cruz de Tenerife
Sótano de la E. U. de Enfermería del Hosp. La Candelaria
Tfno: 922-600036 | 922-602273
E-mail: intersindicalc@gmail.com

Noticias del HUNSC

Las presiones políticas obligan a abrir camas sin que en el hospital del sur se cuenten con los medios materiales y humanos suficientes

La Consejería de sanidad, una vez se ha visto sometida a la presión de los medios de comunicación, comparecencias parlamentarias y la situación en las que se encuentran las urgencias hospitalarias en la isla de Tenerife,  dónde no se da abasto, decidió a principio de febrero abrir 24 camas de la segunda unidad de hospitalización de centro sanitario ubicado en el Mojón. De ésta forma, el mal llamado hospital del sur se convierte en una extensión del hospital Ntra Sra de la Candelaria a 100 km  de distancia con dos unidades de hospitalización con pacientes crónicos de diversa patología, a menudo de edad avanzada y dependientes,  muy susceptibles de complicaciones en su estado de salud, y que pertenecen a cualquier zona de la isla, incluida la zona norte, a cargo de un solo facultativo de atención continuada que en ocasiones no dispone si quiera de los medios ni del tiempo suficiente para poder desarrollar en las condiciones idóneas su profesión.

Tal como ya se ha planteado en varias ocasiones el hospital del sur sigue sin reunir las condiciones que debe tener un verdadero  hospital para denominarse como tal, las unidades de hospitalización allí ubicadas constituyen una extensión de las existentes en el Hospital Ntra Sra la Candelaria,  con el gran  inconveniente de que en dichas instalaciones no se dispone de servicios esenciales para abordar las complicaciones que se puedan presentar en los pacientes. Los problemas más importantes  se generan al no existir farmacia hospitalaria, por tanto se depende de la dispensa de los tratamientos de un hospital en la distancia, y es frecuente el no tener la medicación precisa para los pacientes; por otro lado no se dispone tampoco de servicio de laboratorio con lo que ante la complicación de los  procesos de enfermedad   lo más que se puede realizar es  una analítica seca al paciente que  tan sólo sirve para orientar al facultativo de  lo que puede estar sucediendo,  para decidir o no su traslado de forma urgente  al hospital de referencia que se encuentra en el mejor de los casos a una hora de camino. En días pasados hasta tuvo que activarse el helicóptero para el traslado de un paciente que con urgencia necesitaba asistencia sanitaria que requería de servicios de los que no se disponen en el sur. Tampoco existen servicio de quirófano, servicio de pediatra, scaner urgente, etc.

En relación a los recursos humanos, tan sólo un facultativo especialista en medicina interna o neumología, según toque la guardia, quedan a cargo de los 72 pacientes que ahora mismo se pueden encontrar ingresados en el centro, quienes asumen en esas condiciones también los pacientes que son susceptibles de ingreso hospitalario cuando asisten a las urgencias de dicho Hospital. Dado ésta Instalación se está usando como centro al que derivar los pacientes de cualquier ámbito, con el único objetivo de liberar camas hospitalarias en los dos grandes hospitales en la isla, el traslado de pacientes se está realizando a cualquier hora del día y/o de la noche, pudiendo trasladar a un enfermo a las cuatro de la mañana como si de un paquete se tratase, lo cual resulta irrespetuoso hacia el propio usuario.

Ante la delicada  situación en la que se encuentran los usuarios que quedan ingresados en el hospital del sur, desde Intersindical Canaria hacemos un llamamiento a los profesionales que trabajan en dicho centro en estas pésimas y deficientes  condiciones, para que denuncien y dejen por escrito ante la dirección del Hospital Ntra Sra de la Candelaria las deficiencias con las que se encuentran allí en su jornada laboral. Entendemos es obligación de dicha dirección la de  poner los medios necesarios y suficientes, para que se pueda desarrollar la actividad asistencial con un mínimo de garantías y responsabilidad por parte del profesional, entendiendo por nuestra parte que en estos momentos esto no sucede. Por otro lado animamos también a los pacientes y a sus  familias a exigir por escrito ante la Gerencia hospitalaria todos los medios humanos y materiales necesarios para que puedan recibir la atención médica y de enfermería adecuada, digna de cualquier centro hospitalario público.

jueves, 1 marzo, 2018|Categories: HUNSC, Tenerife|

Los celadores del Hospital de la Candelaria inician protestas ante el deterioro de las condiciones de trabajo

El colectivo de celadores del hospital Nuestra Señora de la Candelaria se ha  visto  obligado a concentrarse a las puertas del Hospital en el día de hoy, tras  años de intentos por resolver  la problemática laboral del colectivo, sin que ello se haga efectivo. El conflicto laboral tiene su origen en la falta de recursos humanos para atender la cobertura hospitalaria que dan los celadores en el centro hospitalario y sus consecuencias.

viernes, 23 febrero, 2018|Categories: HUNSC|

LA UNIDAD DE TERAPIA OCUPACIONAL DEL HOSPITAL COMARCAL DEL SUR DE TENERIFE, SIN COBERTURA

El Lunes 11 de Septiembre la dirección del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (HUNSC), un hospital que debería proporcionar la necesaria cobertura asistencial a una población estimada de más de 300.000 habitantes en su servicio de rehabilitación del denominado “Hospital del Sur “decidió que podía prescindir de proporcionar tratamiento de Rehabilitación a sus usuarios en la precaria Unidad de Terapia Ocupacional que posee su Servicio en dicho centro.

Una Unidad que, pese a las insistentes demandas de los municipios, población de la comarca y necesidades existentes, solo posee una terapeuta ocupacional para ofrecer esta intervención, que algunos “responsables de la Administración Sanitaria” consideran que se presta en unas condiciones óptimas y adecuadas.

Se trata de una vacante vacacional que no ha sido cubierta bajo el pretexto de restricciones presupuestarias y que a pesar de la intervención de los representantes de los trabajadores ha sido ignorada por la Dirección del HUNSC interrumpiendo así una parte vital del tratamiento de rehabilitación al que esos usuarios tienen derecho por necesidad asistencial y  porque así lo establece la propia Ley.

Quizás la Administración Sanitaria  y el propio Gobierno de Canarias entiendan que esto es algo “prescindible” y que esta intervención que forma parte del proceso asistencial, y está recogida en la cartera común de servicios del sistema nacional de salud, se puede eliminar o sustituir, o más probablemente ni siquiera sepan de lo que hablamos cuando mencionamos “Terapia Ocupacional, en el proceso de Rehabilitación”.

Desde Intersindical Canaria, condenamos la dejadez de la Consejería de Sanidad y manifestamos estar hartos de engaños y paradojas, cuando recordamos las noticias de los medios de comunicación donde aparecían las gratificaciones percibidas por los directivos del SCS por aplicar y alcanzar de forma eficaz y eficiente unos objetivos en su hoja de ruta, mientras en otras áreas “algo” más importantes como pueden ser la aportación de recursos para una asistencia sanitaria universal, la atención a los colectivos más vulnerables, la protección  de los derechos de las personas con discapacidad,…etc. se cierran unidades asistenciales abandonando a su suerte a los usuarios.

Catalina Darias Delgado

Federación Nacional de Salud

viernes, 15 septiembre, 2017|Categories: HUNSC, Tenerife|

El Hospital de la Candelaria solicita voluntarios ante la falta de recursos

El nuevo Director Gerente del Hospital de la Candelaria, uno de los hospitales públicos más importantes de Canarias tanto en número de usuarios como de trabajadores, ha sido elegido como resultado de la alarmante politización y desprofesionalización que caracteriza a Coalición Canaria en los nombramientos de responsables para los diferentes servicios públicos. Procede de ATI, sin experiencia conocida ni reconocida en gestión hospitalaria y llega con mensajes cargados de buenas intenciones.

Apenas un mes después, empieza a tomar sus primeras decisiones las cuales suponen un nuevo insulto a la profesionalidad y aguante con el que los empleados de la sanidad pública hemos sacado adelante en estos años los infradotados servicios básicos que ofrece nuestro Hospital.

La larga lista de castigos a los que se ha sometido a los profesionales de la sanidad, tratados como “empleados públicos de segunda”, ha ido en aumento: sueldos congelados, aumento de hora de trabajo (las llamadas “horas paulinas”), castigados con la congelación de la carrera profesional, castigados al sufrir accidentes laborales, castigados ante situaciones de enfermedad, castigados con sobrecargas de trabajo inasumibles, castigados con una injusta y eterna oposición para conseguir un contrato digno (OPE iniciada en 2.010 y aún hoy no finalizada)… como colofón, castigados también en el próximo cobro anual de incentivos. Aun, con este maltrato, nos debemos a las usuarias y usuarios y por ellos seguimos dando la cara.

Ante la ilegal sobrecarga de horas extras, turnos dobles, cambios constantes en nuestros horarios laborales o hurto de descansos, a las que se nos está obligando, Intersindical Canaria solicitó soluciones para la devolución de la abultada deuda de horas contraída, así mismo, solicitábamos la implantación de medidas de planificación y control que eviten nuevos abusos. Las “soluciones imaginativas y a coste cero”, que la nueva dirección pretende implantar, no se han hecho esperar y su propuesta ha sido la creación de una lista de “voluntarios” para realizar horas extraordinarias sin contrapartida alguna que asuma la falta de contratos laborales. Esto, además de una falta de respeto, una ilegalidad y una tomadura de pelo, supone una respuesta ingenua y arriesgada más propia de aficionados amantes de la improvisación que de los profesionales que deben liderar nuestros servicios públicos.

De la Ley de Presupuestos de la CCAA de Canarias para el presente ejercicio se desprende que las cantidades para gastos de personal han descendido a niveles de 2.009, también reflejan la nula inversión en las obsoletas infraestructuras de un Complejo Hospitalario situado a las puertas del colapso técnico. Dentro de la nueva fachada se esconden instalaciones con más de 40 años, lo que ocasiona unas deficientes e inseguras condiciones de prestación de servicio al ciudadano y unas inhumanas condiciones para desempeñar nuestro trabajo diario. La misma Ley también establece el límite de horas de trabajo y las retribuciones correspondientes a cada empleado.

Los datos, junto con las intenciones manifestadas, suponen la inmoral pretensión de un Gerente a tener el derecho de disponer, cuando, como y en la cantidad que necesite del trabajo y la vida de empleados públicos en aras a la consecución de los irreales objetivos presupuestarios encomendados por su jefe de partido y utilizando a los pacientes y usuarios como rehenes necesarios.

Nuestros gobernantes deben dejar de utilizar “la crisis” para seguir cercenando derechos. Ya es hora de que asuman sus responsabilidades y obligaciones para garantizar una Sanidad Pública y de Calidad en Canarias.

jueves, 23 marzo, 2017|Categories: HUNSC|

Premeditación en las suspensiones de las obras del Hospital del Sur de Tenerife

La nueva paralización de las obras del hospital Comarcal del Sur, en esta ocasión por desavenencias económicas de la empresa constructora con la Administración, supone el vergonzante vigésimo episodio en la obstaculización del acabado de un recurso sanitario vital para los más de 200.000 habitantes del área de referencia. Todos y cada uno de los retrasos, han tenido como responsable,  por acción u omisión, al gobierno canario, quien reiterando en su conocida y errática gestión de lo público, ha acumulado en el proceso de construcción del este importante recurso sanitario, improvisaciones, rectificaciones diversas en la cartera de servicios y especialidades, desavenencias con el Cabildo, incumplimiento de pago a otras empresas,  y hasta grave errores en el proceso de construcción por la nula o escasa inspección técnica sobre las empresas adjudicatarias de las obras. También en el caso de la actual paralización, Intersindical Canaria considera que, por negligencia, la responsabilidad principal recae en el gobierno ya que resulta incomprensible la adjudicación de las obras a una empresa  ya conocida de antemano como insolvente  en sus compromisos con el sector público, y proclive a la utilización de la picaresca para hacerse con los concursos, reduciendo al límite la petición de presupuesto para la obra y luego, con la suspensión de actividades, presionar para recibir más dinero. De tal forma y con los precedentes existentes, la administración venía obligada a establecer cláusulas cautelares que obligasen a Sacyr, a cumplir con el acabado de la tercera fase del edifico hospitalario. Contrariamente a lo afirmado por el Consejero de Sanidad, Jesús Morera, la empresa adjudicataria debe ser obligada a la conclusión de la obra con el presupuesto inicialmente aceptado, puesto que iniciar un nuevo proceso de adjudicación llevaría consigo retrasar de nuevo  sine die la conclusión de las infraestructura.

Para Intersindical Canaria, resulta extremadamente sospechosa la reiteración de incidencias habidas en el proceso de construcción del Hospital del Sur lo que ha motivado un retraso de más de 20 años en su finalización, situación de quién, objetivamente, el único y directo beneficiario es el sector privado dedicado a la asistencia sanitaria. Esta, como se sabe, continúa recibiendo año tras año del gobierno canario inyecciones de dinero público que, desde cualquier punto de vista, supone un dispendio al contribuyente al ser actividades que, a menos coste, tendría que estar desarrollada por la sanidad pública. En las actuales circunstancias de fuertes recortes a la financiación de las actividades asistenciales, la paralización del Hospital del Sur, supone un claro acto de sabotaje   al conjunto de la sanidad pública de la isla de Tenerife, merecedora de ser llevada a los tribunales de justicia.

jueves, 24 noviembre, 2016|Categories: HUNSC|

La Unidad de Terapia Ocupacional del HUNSC en estado caótico y obsoleto

La Terapia Ocupacional es “Una profesión sanitaria que a través de la valoración de las capacidades y problemas físicos, psíquicos, sensoriales y sociales del individuo pretende, con un adecuado tratamiento, capacitarle para alcanzar el mayor grado de independencia posible en su vida diaria, contribuyendo a la recuperación de su enfermedad y/o facilitando la adaptación a su discapacidad”

En ocasiones la traducción literal del término Terapia Ocupacional, da pie a confundir la finalidad de ésta intervención sanitaria“con la intención de tener ocupada o entretener a la persona”, por lo que es importante remarcar que el fin de la T.O es conseguir la máxima funcionalidad de la persona con cualquier tipo de discapacidad, ya sea física, psíquica, cognitiva, conductual o una variedad de ellas, a través de la actividad con sentido y/o talleres terapéuticos con unos objetivos tanto generales como específicos que conduzcan al mayor nivel de independencia posible. Es por lo tanto una parte fundamental e imprescindible del proceso de rehabilitación y así está recogida dentro de la cartera común de servicios del sistema nacional de salud en el proceso de rehabilitación.

En nuestra sanidad pública Canaria esta intervención es otra asignatura pendiente ya que los servicios de rehabilitación de los hospitales de La Gomera, La Palma, y El Hierro han prescindido de este tipo de unidades, no habiéndose incluido tampoco en ninguno de los Centros Ambulatorios de especialidades (CAEs) de nuestra comunidad.

Terapia Ocupacional HUNSC

En la imagen, el ruborizante aspecto del servicio de Terapia ocupacional del Hospital La Candelaria

En el resto de hospitales Canarios el panorama no puede ser más desolador… como ejemplo tenemos la Unidad de Terapia Ocupacional del Hospital de la Candelaria que sumida en un caótico servicio de rehabilitación, y tras 36 años de actividad continuada ha ido disminuyendo su personal paulatinamente, a pesar del incremento de la demanda asistencial, y mantiene el mismo mobiliario obsoleto desde su apertura, mezclándose los diferentes tipos de pacientes de forma masiva, (adultos, niños, neurológicos, etc.) con la brillante excusa de incrementar la productividad y disminuir listas de espera a costa de cualquier otro criterio profesional, trabajando en unas lamentables condiciones organizativas con alarmantes carencias de seguridad en las infraestructuras. Los materiales de tratamiento,muchos aportados o realizados por los profesionales allí presentes o los mismos pacientes, acumulan décadas de desgaste sin que esto signifique para los gestores responsables de estas unidades un elemento de reflexión.

Miles de usuarios se encuentran privados de la posibilidad de acceder en condiciones dignas a una intervención por medio de la Terapia Ocupacional dentro de la sanidad pública, y aquellos que podemos considerar “privilegiados”lo hacen en unidades con medios desfasados, y gestionadas por responsables que desconocen y nada tienen que ver con esta digna profesión.

Y es así como llegamos a sus últimas consecuencias, las de un sistema desequilibrado deficitario, y sordo a las carencias de profesionales y usuarios, que ignoran en su mayoría los derechos que les asisten, el derecho a una intervención digna, apropiada, y ajustada a sus necesidades.

domingo, 8 noviembre, 2015|Categories: HUNSC|
Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Ok