Recientemente la Federación de Salud de Intersindical Canaria actualizó durante su Consejo Nacional la estructura organizativa para adaptarla a la realidad sindical del sector y a los retos que se le plantean con inmediatez, entre ellos la recuperación de los derechos laborales y la pérdida de recursos asistenciales y la preparación de las próximas elecciones sindicales en las dos capitales del país canario en las que piensa consolidar y aumentar su presencia en razón al número de afiliados que últimamente se han integrado en el sindicato.

Además, tras ser mandatados por el conjunto de afiliados, los delegado asistentes al acto respaldaron la propuesta de ampliar la autonomía de la Federación dentro de la Confederación, lo que conllevará contar con legitimación propia en paralelo con el proyecto unitario nacional y de clase que propugna Intersindical Canaria. El sector laboral de los sanitarios aporta el mayor número de afiliados cotizantes a Intersindical. Los principios que fundamentan la federación de Salud no quedan limitados a la defensa de los trabajadores, sino que, también abarca la acción reivindicativa dirigida a la salvaguarda de un sistema sanitario público de calidad, gratuito y universal para los canarios, además de la lucha por una sociedad y un desarrollo en armonía con el territorio y el medioambiente.

Las diferentes realidades insulares que conforman la Nación Canaria quedaron representados en la elección del nuevo órgano de gobierno y coordinación de la Federación que ahora queda integrado por María Dolores Pérez Alonso, Catalina Darias Delgado, Rafael Suárez Carrillo, Ruymán Pérez Sánchez, Salvador Afonso Cáceres, Juan Carlos Chinea Méndez, Carmelo Gil Carballo, Patricia Hernández Valencia y Jaime Bethencourt Rodríguez.