La demanda fue presentada contra el Cabildo (IASS), al pretender arrendar a la empresa Clece, con sobrecoste para las arcas públicas, el Seminario Diocesano para trasladar 250 pacientes Hospital Febles Campos.

El intento de traslado del Hospital Febles Campos al Seminario de la Laguna ha supuesto un “antes y un después” en la relación entre los órganos de gobierno del Instituto de Atención Sociosanitaria (AISS) y los responsables de los servicios técnicos y administrativos.

El Comité de Empresa presentó una querella contra los miembros del Grupo de Gobierno del Cabildo, entre otros Pedro Martín (Presidente del Cabildo) y Marian Franquet (Presidenta del IASS) por la comisión de varios delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos. La querella fue admitida a trámite. La única respuesta de los acusados en su declaración, aunque es mentira, es que se limitaron a hacer los que los técnicos le fueron ordenando. No se puede ser un servidor público con tan pocos escrúpulos.

De momento, el Juzgado de Instrucción Penal nº 4 ha dictado una resolución provisional de sobreseimiento, al entender que los delitosno se consumaron, porque la Presidenta del IASS no llegó a firmar el contrato con CLECE.

La querella no ha sido archivada (es otra trola de los imputados) sino todo lo contrario. Se ha admitido a trámite por la Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial un Recurso de Apelación contra los acusados, pues constan numerosos Decretos de la Presidenta, así como el propio Acuerdo del Consejo Rector que acreditan el intento de perpetrar los delitos denunciados, aunque ante la presentación de la querellla no se llegara a firmar el contrato.

El Comité de Empresa afirma que, pase lo que pase confiamos en la justicia. Hemos aprendido que esta gente es muy peligrosa. Es difícil trabajar con unos políticos que cuando son acusados le echan la culpa a los funcionarios. Y lo que es mucho peor, como pueden estar contentos porque no los han “pillado”, porque no llegaron a consumar los delitos al no firmar el contrato. Por ello, deben dimitir de inmediato.