Insostenible situación en la Zona Básica de Salud de La Oliva, Centro de Salud de Corralejo.
Después del clamor popular expresado a través de la multitudinaria manifestación del 23 de septiembre de 2016, a la que asistieron más de 15.000 personas reclamando una Sanidad Digna, pone negro sobre blanco que la situación de la atención sanitaria en la isla continúa deteriorándose. Con un hospital que después de la interminable reforma más de 14 años en obras y sin fecha de conclusión, con solo una cama más que en 1982, con la consiguiente sobrecarga laboral y asistencial por problemas estructurales, tecnología obsoleta o inexistente y escasa dotación de personal en todas las categorías profesionales, podemos afirmar, que este caos afecta además a todos los niveles de atención sanitaria en la isla.

Como ocurre en el municipio de la Oliva, el único Centro de Salud de Corralejo, se ha quedado obsoleto, con un déficit estructural y la falta de recursos humanos grave. Este centro de Salud da cobertura sanitaria a un tercio de la población de Fuerteventura y si sumamos la población flotante se duplica la cantidad de usuarios atendidos, agravándose en semana santa y los meses vacacionales (que es todo el año según el consejero de turismo 90 /de ocupación).

El personal existente para atender tanto las incidencias (pacientes sin cita o urgentes desde las 8 hasta las 21 horas los días laborables) como la atención continuada (guardias nocturnas, sábados, domingos y festivos las 24 horas) es escaso, teniendo que realizar jornadas por encima de las legalmente establecidas, y restando efectivos en los salientes de guardia, provocando aumento en las listas de espera en Primaria, con el agravante de ser personal sujeto a contratos temporales, por lo que se hace necesario incrementar y estabilizar la plantilla. Las guardias de fines de semana y festivos las realiza personal contratado a tal efecto, no estando dotado el servicio de personal Administrativo ni Celador por la noches o los fines de semana quedando sin facturar a los privados .El centro se queda sin personal sanitario (a veces durante horas) cuando es requerido por el 112 para asistir urgencias fuera del Centro.

Desde Intersindical Canaria instamos a las autoridades locales y autonómicas para que en el más breve espacio de tiempo se proceda a la construcción de un nuevo centro, (el ayuntamiento cedió el suelo al SCS), con la adecuada dotación de personal, teniendo en cuenta los ratios y los datos de crecimiento poblacional previstos, para que cubra las necesidades actuales y futuras de este Municipio y que además funcione como un Centro Especializado de Atención a Urgencias(CEAU), dotado de Servicios de Radiología o Laboratorio 24 horas .Es indignante que no se haya tenido en cuenta a un tercio de la poblaciónmajorera, cuando en el nuevo Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias, actualmente en trámite, inexplicablemente, dejan a la zona de la Oliva excluida de cualquier mejora cuando en lugares con menos o igual población que La Oliva esta previsto crear estos servicios e incrementar el personal , pretenden parchear la situación con una reforma que no va a solucionar el caos sanitario que vive la zona norte de la isla (la prueba la tenemos con el hospital 14 años en obras ).

Seguimos esperando se ejecute lo comprometido para el año 2017 por el anterior consejero. El año pasado hubo un remanente de 3,5 millones de € del presupuesto para el hospital que no se ejecuto y este año con los 5.781.232 € asignados en presupuestos del 2017 para concluir el hospital , y pese a los compromisos adquiridos con la Administración, la falta de voluntad política hace que estás no hayan comenzado a ejecutarse por lo que podemos afirmar que el remanente será mayor,sometidos también al capricho político que nos ha llevado a la inestabilidad de haber tenido tres gerentes en el plazo de 2 años en el Área de Salud de Fuerteventura .

Dada la gravedad de esta burla al pueblo de Fuerteventura , es por lo que Intersindical Canaria reitera a los responsables directos de la situación sanitaria, que tienen nombres y apellidos, comenzando por el actual gobierno, su Consejero, junto a los siete diputados electos de la isla, incluyendo al Cabildo Insular y a las seis Corporaciones Locales, que dejen de mirar para otro lado como han hecho durante décadas, mientras los usuarios mueren en las listas de espera o ven carnificadas sus dolencias por la falta de atención, debida a la carencia de especialistas o la inexistencia de tecnología para la realización de pruebas diagnósticas básicas.

Fuerteventura Abril de 2017